Tenderos hacen su agosto; por Ley Seca duplican precios de cerveza en CDMX y Edomex

En el Estado de México, esta imposición de no vender bebidas alcohólicas sigue vigente, sin que eso impida que los tenderos hagan su agosto. Hasta el momento, la Ciudad de México y el Estado de México son los principales sitios con contagios de COVID-19 en el país. 

Foto: El Heraldo de Juaréz

En una de las tantas colonias populares que tiene el municipio de Nezahualcóyotl, en el Estado de México, se puede observar en todas las tiendas de la esquina un letrero con la advertencia: «Por ley seca, no hay venta de bebidas alcohólicas».

Sin embargo, luego de pedirle al tendero uno que otro producto, sacar a tema lo que dice su letrero y preguntarle «¿Y no tiene una que me venda?», te puedes dar cuenta que simplemente la ley seca no es un problema para los consumidores en este sector, hasta que preguntan «¿Cuánto es?».

La cerveza de un litro, conocida como «caguama» o «ballena», antes de que el virus SARS-CoV-2 amenazara también a México, tenía un precio de entre 35 a 40 pesos. Ahora, en plena fase 3, a 60 días de iniciada la Jornada de Sana Distancia y el obligatorio Quédate en Casa, alcanzan un valor de 80 pesos en el centro del país.

Sí, a 80. La estábamos dando en 70, luego en 75. Pero no es que yo sea el carero, así de cara la conseguí, la subieron mucho

Dijo uno de los tenderos.

Las cervezas de lata de 355 mililitros, que anteriormente tenían un costo de entre 15 y 20 pesos por pieza, dependiendo la marca, ahora cuestan 30 pesos cada una, es decir, un six por 180 pesos.

No hay cerveza 

En una tienda más, el tendero fue sincero:

No, ya no tengo. La verdad, le subieron mucho. La iba a dar en 80, es mucho

Confesó. Él piensa que la gente no pagaría ese precio. Idea que comparte un tendero más de los alrededores, a quien, luego de hacerle un par de preguntas, confesó que vendió todo el alcohol que tenía, ni una «viña» le quedó en sus refrigeradores, y decidió esperar a que se levante la ley seca.

Dicen que ya para el primero de junio

Contestó.

Hasta este momento, las tres tiendas muestran el mismo mensaje al entrar o llegar a su local:

No hay cerveza

Una tienda más, conocida en los alrededores como una vinatería, continúa dando servicio.

Vende los mismos productos que una pequeña tienda, aunque su fuerte es la cerveza, vinos y licores. Sus refrigeradores se ven inmediatamente detrás del tendero, por ello, les colocó cartulinas por encima con la advertencia: «No hay venta de cerveza», aunque es fácil notar que están encendidos y con varias latas de cerveza dentro.  

También tapó la visibilidad hacía dentro del local con una pequeña lona. Aquí también cuestan 30 pesos cada una. Mientras le preguntaba si tenía un tequila o un whisky, llegó a la tienda una policía municipal, pidió una botella de agua y un refresco, se hizo el silencio. El tendero no le cobró los productos, dio las gracias, subió a su patrulla y se fue.

Luego de ello, con más calma, comenzó a hablar sobre las marcas y precios de tequilas y de whiskys, desde 80 pesos hasta 400 pesos, dependiendo la marca, precios que no aumentaron exageradamente como el de la cerveza.

Fuente: Debate


Sharing is caring!

Autor entrada: Vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *