Fans enloquecen en la inauguración de la casa de BTS en México

Fans de BTS formaron una fila kilométrica para poder acceder a la House of BTS en México.

K-Pop, euforia, gritos, baile… hermandad, todos estos ingredientes se conjuntaron este viernes en la apertura en Ciudad de México de una tienda dedicada a la banda surcoreana BTS, congregando a miles de fanáticas, conocidas como ARMY.

Las luces, las cortinas, los estands, el ambiente, todo se inspira en ellos en la tienda BTS Pop-Up: House of BTS, situada en Polanco, uno de los barrios más acomodados de la capital mexicana, y que estará abierta hasta finales de enero.

«Bienvenidas a casa», dicen quienes abren las puertas del recinto que luce más como una caja de muñecas desde fuera, pero que en sus adentros hace las veces de un antro, de una sala de conciertos y de un lugar para acercarse a sus ídolos.

Cuenta Mariana a Efe que ha tenido que levantarse muy temprano para llegar a las 4.00 hora local (10.00 GMT) a la tienda, la tercera en su tipo que se inaugura en el mundo, ya que actualmente solo existen en Corea y Japón.

Aun así, tuvo que esperar una enorme fila para poder ingresar al lugar a las 8.30 hora local (14.30 GMT). Pero, afirma, «todo ha valido la pena».

En sus manos tiene abrazados a sus ídolos en forma de muñecos de peluche, mientras mira si también compra una camiseta o sudadera.

Afuera, las interminables filas y el alboroto en la calle llaman la atención a más de uno, aquellos que no comprenden el fenómeno de BTS, miran indiferentes a los impacientes que esperan todavía poder entrar.

El fervor que sienten chicos y grandes por RM, Jimin, J-Hope, Suga, Jin, V y Jungkook, integrantes de BTS es latente. Mientras muchos de ellos escogen entre los productos que van desde los 100 pesos (5,24 dólares) hasta los 2.900 pesos (152 dólares), otros parecen hipnotizados frente a la pantalla que transmite los vídeos de la banda.

En perfecta sincronía, bailan las coreografías, cantan, gritan, se estremecen y se abrazan. «Nos sentimos muy unidas», dice Mariana.

A sus 14 años Fátima Sofía desayuna, come y cena K-Pop. «Bueno, BTS«, puntualiza. Lo asegura su madre mientras ella, un poco apenada, enseña la mercancía que se ha comprado.

«Una parte la he pagado con mis ahorros, pues vendo dulces en la escuela y trabajo de vez en cuando con una tía. Otra parte me la prestó mi mamá, se la iré pagando», afirma emocionada.

Para doña Brenda, madre de Fátima, aunque pagar casi 5.000 pesos (unos 262 dólares) por ropa de la banda y otros objetos como una libreta luce como algo desorbitado, afirma que entiende a su hija.

«Yo era igual con Timbiriche o Menudo», recuerda.

Allá en otro rincón del lugar, un poco asustado está Armando. «Ni conozco quiénes son», confiesa mientras mira cómo las mujeres que miran las pantallas gritan incansablemente.

Cuenta que también llegó desde temprano, con frío, pero lo ha aguantado porque quiere darle un regalo a su sobrina que es fanática del grupo.

«No sabía que darle para navidades, así que le pregunté a mi hermana y me dijo que le gustaba este grupo, y aquí estoy», reconoce un poco avergonzado.

BTS es una «boyband» surcoreana que ha logrado impacto a nivel mundial.

En 2018, lograron ser el primer conjunto surcoreano nominado para los Grammy y se convirtieron en el primer artista que, sin cantar en inglés, lideró la lista Billboard de ventas en Estados Unidos.

También en 2018 fue el usuario de Twitter sobre el que más se tuiteó por segundo año consecutivo y además fue autor del tuit más «gustado» del año, a nivel mundial.

Fuente: Info7

Sharing is caring!

Autor entrada: Vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *